domingo, 29 de enero de 2012

RELATO ENCADENADO

Cada alumno puede continuar el relato encadenándolo donde lo dejó el anterior. Procuraremos tener cuidado con las faltas de ortografía y el vocabulario que usemos. No debes de emplear más de dos o tres líneas. Es necesario poner tu nombre y apellidos y el curso y grupo al que perteneces.
¡Ánimo, a ver que nos sale!

Partimos del siguiente texto:



"Yo no creo en conjuros, o eso pensaba. En cuanto a él, no sé lo que pasó. Aquella noche, después de la cena, mi abuela, que era montañesa, preparó un conjuro. Recortó una foto de él y la metió en un tarro vacío de compota, junto con un par de dientes de ajo y una mosca muerta atada con bramante; y luego selló el frasco y le dio la vuelta. Dos días después..."

Pedro Vega

24 comentarios:

  1. Noelia Álvarez Guerrero 2º A30 de enero de 2012, 12:08

    "descubrí el mayor secreto de mi abuela, su libro de conjuros o una especie de diario donde contaba cómo había aprendido cada conjuro. Menos mal que lo descubrí porque sino creo que mi abuela se habría llevado su secreto a la tumba ..."

    ResponderEliminar
  2. Abrí el diario y me puse a leer los conjuros cuando.. oí un ruido. Ante el susto miré por la ventana por si había alguien fuera y, sí, había un hombre encapuchado con unas gafas negra, un traje negro y una corbata azul...¨

    ResponderEliminar
  3. Andrea Salgado Fernández 2ºA31 de enero de 2012, 10:51

    "era él, en cuanto lo vi supe que algo quería, no tenía el aspecto de siempre,había cambiado, seguramente por el hechizo de la abuela, pero me di cuenta que tenía un objeto en la mano, algo puntiagudo..."

    ResponderEliminar
  4. Noelia Álvarez Guerrero 2º A31 de enero de 2012, 11:51

    "yo ilusa pensaba que él se abría quitado de la cabeza aquello de eliminar a todos los viejos montañeses que tenían una idea diferente del mundo ,y me di cuenta, él quería acabar con mi abuela , me tenía que dar prisa para detenerle..."

    ResponderEliminar
  5. y largo, muy largo. Yo, como cualquier otro hubiera hecho, me asusté. Lo reconocía perfectamente, pero nunca antes había visto esa expresión neutra en su cara. Me mantuve quieto durante casi medio minuto hasta que, por fin, me acerqué a la ventana y dije:
    -¿Marco, eres tú?¿Qué haces aquí a estas horas de la noche?...

    ResponderEliminar
  6. Elena Murias Cardeñoso 2ºB31 de enero de 2012, 13:07

    Él le contestó:
    - Si, soy yo.
    Estaba diferente, es probable que fuese el resultado del hechizo. Tenía la ropa rasgada, la cara sucia de la maleza del bosque, se notaba que llevaba un tiempo perdido, sin rumbo...

    ResponderEliminar
  7. JESÚS SANTÍN BERMÚDEZ1 de febrero de 2012, 10:11

    YO LE PREGUNTÉ.
    -¿CÓMO HAS LLEGADO HASTA AQUÍ?
    -¿QUÉ CÓMO HE LLEGADO HASTA AQUÍ? LLEGUÉ AQUÍ CON EL SUDOR DE MI FRENTE.RESPONDIÓ.
    -Y AHORA ACABARÉ CON TU DICHOSA ABUELITA HECHICERA.AÑADIÓ.

    JESÚS SANTÍN BERMÚDEZ 2B

    ResponderEliminar
  8. Al oír esas palabras subí al desván, abrí la ventana y corrí por el tejado hasta llegar a una escalera que había en la otra punta del tejado, bajé por ella y corrí hasta casa de mi abuela para avisarla de lo ocurrido...¨

    ResponderEliminar
  9. Mi abuela se encontraba en su alto sillón de madera cuando la encontré. Se lo conté todo, pero no cambió la expresión de su cara y, inmóvil, añadió.
    -Sabía que pasaría esto.
    -¿Y te quedas aquí sentada, como si nada?-dije sobresaltada-Escapa, corre. ¡Viene hacia aquí!

    ResponderEliminar
  10. Mi abuelo raciono,pero pensó que quizás lo peor era marcharse cogió su libro de conjuros y sin pensarlo un segundo empezó a buscar un hechizo para el, cuando la alcanzo le dijo,el hombre le dijo¡No siempre tendrás suerte¡

    ResponderEliminar
  11. Noelia Álvarez Guerrero 2º A2 de febrero de 2012, 12:31

    Se oyó un estruendo y... él desapareció.Yo, le pregunté a mi abuela que había hecho, pero no me respondió.D Mi abuela me pidió que volviese a casa y yo después de ver lo que había pasado la obedecí sin rechistar.

    ResponderEliminar
  12. Pero no dormí en toda la noche pensando en qué era el conjuro que mi abuela habia hecho, por qué Marco quería matarla y qué significado tenía lo de no siempre tendrás suerte.

    ResponderEliminar
  13. Tras estar así toda la noche me levante corriendo y fui a buscar a mi abuela,le pregunte que significaba eso ella me respondió (aveces en la vida te encuentras con personas que no deseas)yo seguía igual de confuso que antes pero sabia que se conocían demasiado.

    ResponderEliminar
  14. Elena Murias Cardeñoso4 de febrero de 2012, 4:26

    Mi abuela no podía soportar verme tan corroído por la intriga, así que decidió contármelo todo sobre aquel hombre. Ambos estudiaron brujería juntos, habían sido muy amigos hasta que surgió una gran rivalidad entre ellos, se enfrentaron para ver quién era el mejor. Como ganó mi abuela, él se molestó mucho y dijo que eso no podía ser y que le iba a arrebatar aquella victoria injusta.

    ResponderEliminar
  15. Andrea Salgado Fernández 2ºA4 de febrero de 2012, 6:16

    Y hasta ese mismo instante no se habían vuelto a ver, la abuela le había lanzado un hechizo que no había sido lo suficientemente fuerte. Pero la venganza se sirve en plato frío y eso era algo que Marco sabía muy bien porque desde el momento en que la abuela le había ganado él había estado planeando algo, algo extremadamente espeluznante...

    ResponderEliminar
  16. Lucía Martínez Quiroga6 de febrero de 2012, 6:46

    Me di cuenta la noche siguiente cuando daba un paseo por el bosque. Divisé una sombra a lo lejos era difusa, será un ciervo pensé. Pero de repente un potente chillido me saco de mi equivoco. Era Marco, no había duda. Le segui varios kilometros hasta el final del boque, en el paso de las montañas, y ahí estaba justo delante de mis narices y era enorme.

    ResponderEliminar
  17. Claudia Yebra Campelo 2ºA6 de febrero de 2012, 11:01

    Poco después sin haberme visto todavía, se tiró al suelo empezó a arrastrarse y a agarrarse la pierna con una expresión de dolor nunca vista en mis ojos, no paraba de hablar sin yo apenas entenderlo nada pero pude oírle decir "...solo tu puedes ayudarme..."

    ResponderEliminar
  18. Andrea Salgado Fernández 2ºA7 de febrero de 2012, 8:53

    "Al principio no supe que quería decir, pero vi que un lobo le había mordido la pierna y los lobos de aquella montaña eran especiales, no eran como los demás , mi abuela me había contado que si alguno de aquellos lobos te mordía, en veinticuatro horas morirías, al menos que alguien con poderes te ayudara y entonces supe lo que Marco había querido decir era que yo, al igual que mi abuela, tenía poderes..."

    ResponderEliminar
  19. " mágicos y decidí tomarme algunas libertades e ir a la caza del HOMBRE LOBO en el Pantano Sombrío, era donde las criaturas del mal afloraban, allí la mayoría de HOMBRES LOBO vivían y ..."

    ResponderEliminar
  20. se organizaban para salir de caza.
    En un primer momento no pude siquiera imaginarme la posibilidad de ayudarle, pero recordaba su cara y me entraba un imparable sentimiento de tristeza, era la cara mas triste y lastimosa que había visto y no podía imaginar que él quisiera matar a mi pobre abuelita. Así que decidí salvarlo, tal vez nos perdonaría después de hacerlo.

    ResponderEliminar
  21. Elena Murias Cardeñoso8 de febrero de 2012, 7:58

    Y así hice, le ayudé. Tuve algún momento de duda, pero con coraje al final le ayudé. Al final nos perdonó, y se arrepintió de todo lo que había hecho en nuestra contra. Le llevé hasta la casa de mi abuela, estuvieron hablando y recordando viejos tiempos. A ella se le ocurrió que podían crear con sus poderes...

    ResponderEliminar
  22. Claudia Yebra Campelo8 de febrero de 2012, 10:51

    ...una magnífica pócima que se beberían los dos por si a alguno todavía le quedaban restos de rencor y malas intenciones. Al cabo de un rato los dos se la bebieron y él se retiro a su casa, yo me sentía feliz de haber reconciliado a dos antiguos amigos pero mi abuela no parecía tan entusiasmada...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el siguiente capitulo la abuela vivira aventuras nuevas....


      NO SE LO PIERDAN

      Eliminar
  23. con la idea de que yo tenía poderes:
    -Mi pequeña nieta tiene poderes...Qué peligro...-decía.
    Después,ambos nos reíamos.
    FIN.

    ResponderEliminar